La Injusticia de Hawking

No hay que ser un astrofísico ni tener doctorados para mostrar respeto a la memoria de este hombre que, postrado en una silla de ruedas, hizo más que muchos políticos, charlatanes y líderes religiosos con toda su capacidad física.
Triste además que ahora los creyentes celebren y se burlen de su muerte. Después de tanto orgullo y arrogancia religiosa, todos los creyentes tienen miedo y tristeza al morir porque en el fondo saben que es el fin. Nadie se dará cuenta de nada del otro lado, porque no hay otro lado. De la misma forma, ha ustedes los meterán en cajas y se pudrirán, ningún dios imaginario impedirá eso, sólo que a Stephen Hawking lo recordarán mientras siga existiendo la civilización. A ustedes los olvidarán, y olvidarán a ese cuento de la religión también.
Buen viaje, Stephen.

Misterios al descubierto

El mismo día que nació Einstein (14 de marzo) conocemos la noticia del fallecimiento de Stephen Hawking, un día negro (como sus famosos agujeros), pero que pasará a la Historia por la instauración de la “Injusticia Hawking”, la fatalidad que permite a la Estupidez no reconocer las aportaciones fundamentales de alguien al Conocimiento.

Estoy seguro que ninguno de los lectores del blog recordará nunca quién fue el ganador del Premio Nobel de Física de 2017, ni de 2016, ni de 2015, ni de…. Ningún Premio Nobel de Física será recordado por la Humanidad, salvo Einstein (y no por su Teoría General de la Relatividad) que fue premiado por explicar en qué consistía el efecto fotoeléctrico. ¡¡¡Pero Toda la Humanidad recordará a Stephen Hawking!!!

Simulación de lente gravitacional por un agujero negro que distorsiona la imagen de una galaxia en el fondo

La i-Real Academia Sueca de las…

Ver la entrada original 134 palabras más

2 comentarios en “La Injusticia de Hawking

  1. Gracias, amigo, por rebloguear mi entrada. Y más que nada por colaborar a perpetuar en la memoria la figura de un Grande de la Ciencia que tanto Conocimiento a aportado a la Humanidad. Como bien dices, a Hawking lo recordaremos mientras haya gente en el mundo, pero a los creyentes (y a la academia sueca) los vamos olvidando conforme se van extinguiendo.
    Un saludo.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s